Cómo tiernizar una carne.


¿ Cómo hacer tierna una carne? A veces nos dan una carne excesivamente dura. Pero hay algunos trucos que permiten hacer que la carne quede más tierna cuando la cocinamos.

Trucos consejos para tratar carnes duras:
Los más tradicionales de nuestras madres y abuelas consistían en dejar la carne macerar un par de horas en una mezcla de leche y yogur.
Otro método: untar o embadurnar la carne con una mezcla de aceite y vinagre a partes iguales y se deja reposar durante un par de horas, a la carne no le quedará gusto a vinagre. No obstante, yo prefiero un "masaje" a la carne combinado con una mezcla seca de las hierbas y especias que se van aplicando a la carne cruda. Esto les permite penetrar y dar sabor a la carne si se les deja durante un período de tiempo largo, generalmente durante la noche en el refrigerador.
Utilizar ablandadores de carne naturales como la papaína. La papaína se extrae de la papaya y es de efectos milagrosos como ablandador de carne. Es también un digestivo extraordinario. En su defecto, el jugo de piña también tiene efectos ablandadores muy buenos y mejora el sabor de la carne (con jugo de piña dos hora en el frigorífico)
Si es carne de buey y nos la han vendido muy dura, algunos golpes, pueden ayudar a ablandarla. Para ablandarla partir golpear cortándola antes en rodajas finas, utilizando un mazo de carne. La acción es la de aplanar golpeando la carne y rompiendo algunas de las fibras y los tejidos conectivos, esto hace que la carne quede un poco más tierna o blanda, o más fácil de cortar al menos.
Para algunas carnes utilizo la cerveza. Las dejo en cerveza y además ganan mucho en sabor... (1 lata de cerveza durante una hora)
El corte es importante. Las carnes vacunas más tiernas y jugosas se deben cortar por lo menos con un grosor de unos 2,5 cm.
En la compra seleccionar filetes de ternera o vacuno que tengan un veteado bonito; serán más tiernas y sabrosas carnes muy magras.
La forma de hacerlos también es importante. Los Filetes deben ser cocinados a fuego alto. Sellando las partes externas y facilitando el conservar los jugos naturales de la carne. Para evitar que se convierta en un filete duro y seco, no hay que quemarlo. Hay una línea muy fina entre el bien hecho y seco, así que si prefieres la carne bien hecha, ten cuidado en no pasar esa línea.
Otro truco que da muy buenos resultados -y que se me olvidaba- consiste en envolver unas capas delgadas de tocino o beicon en torno a los cortes de carne de vacuno. Parte de la grasa del tocino se va derritiendo mientras se hace, y además de añadirle humedad y sabor a la carne, sirve como un ablandador natural muy bueno.

Ni que decir tiene que estos consejos o trucos para ablandar o hacer más tierna la carne pueden combinarse dependiendo de los tipos de carne que tratemos, el tiempo del que dispongamos antes de hacerla, o nuestros gustos...